What's App +56 9 9353 6392 [email protected]

universitarios-dormir-bienRecuerda Cuidar tu cuerpo

Uno de los aspectos importantes para lograr los objetivos es que tu cuerpo esté siendo fortalecido y alimentado constantemente.

Debes tener una buena alimentación, un descanso adecuado, hacer ejercicios regularmente, para que tu cuerpo responda a los requerimientos que te exigen.

Algunas pautas, consejos que pueden ayudarte se describen en el libro “Las 6 decisiones más importantes de tu vida”:

DUERME LO NECESARIO. La mayoría de los adolescentes duermen apenas 7 horas diarias, y algunos menos, cuando los expertos coinciden en que necesitan de 8.5 a 9.25 horas diarias. Determina cuánto necesitas dormir para estar en óptimas condiciones y, con base en la hora a la que debes levantarte, calcula a qué hora tienes que acostarte. Recuerda: el sueño es alimento para el cerebro.

ACUÉSTATE Y LEVÁNTATE TEMPRANO. No puedo demostrarlo, pero creo en la sabiduría del viejo refrán: “Al que madruga Dios lo ayuda”. Algunos expertos en salud piensan que cada hora de sueño antes de la medianoche vale por dos después. A mí me funciona. Dormirse y despertarse temprano tiene algún efecto mágico

SÉ CONSECUENTE. Por ejemplo, si sueles acostarte hacia las 11 p.m. entre semana, no te acuestes a las 3 a.m. los viernes y sábados y duermas hasta el mediodía. Dormir en exceso el fin de semana puede desquiciarte al tratar de volver a tu rutina normal. No digo que no debas divertirte y desvelarte los fines de semana, pero no lo hagas hasta esos extremos. Mantén tus horarios de sueño dentro de un intervalo de dos o tres horas

RELÁJATE ANTES DE DORMIR. En vez de engullir cantidades industriales de cafeína antes de acostarte, prueba relajarte. Date un baño, escribe en tu diario, lee revistas cómicas. Unos minutos de paz antes de dormir pueden cambiarlo todo.

Habrá veces en que quieras desvelarte con tus amigos y otras en que deberás hacerlo para terminar una tarea. O quizá tengas que trabajar mientras estudias para ayudar a tu familia y no puedas dormir todo lo que quieres. El asunto es hacer lo mejor que puedas y ser moderado y sabio. Si estás deprimido, confundido o estresado, varias noches de descanso reparador podrían ser la cura que necesitas.

 

DÉJANOS TUS COMENTARIOS.

Suscribete a nuestro Newsletter

Suscribete a nuestro Newsletter

Únete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias directo en tu email

Te has suscrito de forma exitosa